Pensamientos iconoclastas al calor de Fesabid 2009

Pensamientos iconoclastas al calor de Fesabid 2009

Que calor hizo mucho, todo hay que decirlo, especialmente para los que íbamos de tierras norteñas. El congreso fue un éxito indiscutible en todos los sentidos y más en los tiempos de crisis que corren, como quedó reflejado en garabuya anterior. Pero hay reflexiones que no deben quedar en el tintero; sirva la ramita de hoy para echar leña al fuego, encender las alarmas sobre el futuro de la profesión y actuar como revulsivo de posturas acomodaticias al calor de la hoguera.

 

Y cuando hablamos de la profesión, nos referimos a los y las documentalistas. Visto con ojos ajenos, los archiveros se ocupan de los Archivos, los bibliotecarios de las Bibliotecas y los documentalistas…. Más allá de los microcosmos (Centros de Documentación, Servicios de Referencia, Bibliotecas Especializadas, etc) se supone que la tercera evolución de nuestra profesión debería ser el centro, el eje, la base, el núcleo, los líderes de la Sociedad de la Información, pues de la necesidad de gestionar ese bien intangible nacimos. Y tuvimos nuestro momento de gloria, pero sic transit gloria mundi, Internet nos rebasó.

 

Y así descubrimos en este congreso que la sociedad civil genera la información de forma colaborativa sin nosotros, que las redes sociales más punteras no cuentan con un sólo documentalista, que los informáticos se han hecho dueños de la gestión de la información en la Administración. El problema es pensar alguien nos ha quitado “el cacho” que por legítimo derecho nos correspondía, conclusión a la que muchos llegaban tras tan rotunda evidencia.

 

Al igual que la libertad no se regala, se defiende y conquista cada día, en el mercado de la información el puesto se alquila, y gana el concurso quien puje más y mejor en cada foro. Ya no hay paños, la tela que cortamos es virtual y está al alcance de todos los bolsillos; ya no hay arca, el mundo se expande y se unifica, sin llaves, puertas o cerraduras. Pretendemos ser guardianes del viento, tal vez carentes de ambición para ser Eolo mismo, ignorantes de que los dioses no existen más allá de la ilusión de sus creadores.

 

¿Dónde estamos? ¿A dónde vamos? Hay esperanza. Curiosamente, aquellos que no nos utilizan, incluso los que nos desdoran, concluyen que necesitan nuestros servicios, aunque carezcan de palabras para nombrarlos. Los documentalistas podemos aportar al fárrago informativo visibilidad, calidad, criterio, normalización… pero nadie va a venir a buscarnos a nuestro cómodo sillón, majetes. ¿Somos conscientes de ello? Mira a tu alrededor. ¿Cuántas oportunidades ves perdidas? Y si esto es a las ocho… ¡qué será a las diez! o lo que es lo mismo, espera a que llegue la generación Google…

 

No es tiempo de latigazos, salvo que el sadomaso sea lo único que te estimule. Ni la batalla está perdida, pues aún no la emprendimos, empeñados en cavar la trinchera, sin recordar el viejo dicho militar “ejército que fortifica no avanza”. Lo mejor, lo más positivo de este congreso, para quien la pelusa de su ombligo no le impida ver, fue presentarnos la realidad tal como es, hacernos una resonancia del futuro. Desaprender, reflexionar, innovar, actuar… son nuestras armas. Eso, y el aprendizaje milenario que nos sustenta. No lo convirtamos en el túmulo de Felipe II (buscadla entera, es de Cervantes)

 

Esto oyó un valentón y dijo: -Es cierto
cuanto dice voacé, señor soldado,
y quien dijera lo contrario, miente.
Y luego, incontinente,
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.
2018-11-19T19:26:59+00:00mayo 25th, 2009|Categorías: Fesabid|Etiquetas: |1 comentario

Un comentario

  1. asgar 27/05/2009 en 7:49 am - Responder

    !Cuanta razón llevas!. Pero en el fondo creo que todos intuimos esta realidad, aunque muchos se nieguen a admitirlo. <br />De todas formas no hay nada perdido, ya que si bien es totalmente palpable este "intrusismo" en el campo de la información, facilmente podemos cambiar las tornas con la bidireccíonalidad de las nuevas tecnologias .Me explico , aprovechando la inteligencia social, con unas

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos relativa a este formulario:
  • Responsable de los datos: Ana Bernardo Suárez.
  • Finalidad: Gestionar los comentarios enviados por los usuarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Los datos se almacenan en los servidores de Evalice, ubicados en la UE.
  • Derechos: A acceder, rectificar,suprimir los datos y otros detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible información adicional y detallada en la política de privacidad de esta web.