Entrevista a Ana Bernardo, presidenta de APEI

Entrevista a Ana Bernardo, presidenta de APEI

Ana Bernardo - Presidenta de APEI

Transformación digital, transparencia en la administración, futuro de la profesión o asociacionismo son algunos temas que hemos abordado en esta entrevista con Ana Bernardo, presidenta de APEI y, desde abril, vocal de la junta directiva de FESABID. Seguimos conociendo, a través de entrevistas, a los profesionales que están detrás de nuestra asociación.

Buenas tardes, Ana. Aunque ya nos conocemos bien, en primer lugar nos gustaría que te autopresentases: quién eres, dónde trabajas y cómo has llegado a APEI.

Buenas tardes. Un placer participar en esta serie de entrevistas. Pues brevemente…como bien has dicho soy Ana Bernardo, trabajo como documentalista en la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias. Llevo colaborando activamente en APEI desde 2012 y siendo socia desde antes de finalizar mis estudios allá por 2006…

Con respecto al campo de trabajo de la consejería, recientemente hemos visto en prensa y en las redes sociales que se ha puesto en marcha la página SocialAsturias, el portal web de los servicios sociales del Principado. ¿Qué nos puedes decir de su -hasta ahora- breve trayectoria?

Logo de Socialasturias

Socialasturias está teniendo una gran acogida entre los profesionales de servicios sociales y, sobre todo, entre la ciudadanía.

El objetivo principal de Socialasturias es reunir toda la información sobre servicios sociales en Asturias, con el fin de avanzar en la transparencia y facilitar un mejor conocimiento del sistema de atención social y sus recursos. Es un gran avance para el sector de los servicios sociales.  Tratamos de poner a disposición toda la información en este campo, a veces un poco difuso por abarcar tantos temas, menores, personas mayores, personas con dependencia, diversidad funcional, voluntariado…

En la administración la conversión a lo digital se está haciendo de una forma en general lenta y con ciertas incoherencias de base, como, por ejemplo, generar un documento digital para después imprimirlo. ¿Crees que se sigue utilizando demasiado papel en las gestiones diarias? ¿A qué crees que se debe?

Está claro que tenemos una administración obsoleta. Aún se utiliza mucho papel y hay bastante desconcierto sobre este tema. El principado tiene que ponerse la pilas en este sentido. Ya cuenta con los mejores profesionales en estos temas, ahora toca invertir… Algo que se tenía que haber previsto ya.

Aún queda un largo camino por recorrer en la administración pública para hacerla eficiente. El problema parece ser que cada institución va por su lado: ayuntamientos con y sin sede electrónica, páginas de ministerios que parecen de hace 15 años, diputaciones subidas al carro de las redes sociales mientras que en otras casi es imposible encontrar un correo de contacto, transparencia institucional muy asimétrica, etc. ¿Crees que tenemos aún poca madurez digital (en la administración)?  

Aquí me hablas de 3 cuestiones diferentes. Por una parte la transparencia: creo que se ha avanzado bastante con la nueva ley, que obliga a las administraciones públicas a difundir información relevante y actual sin que la ciudadanía la solicite. Asimismo, cualquier información que no esté publicada, el ciudadano tienen derecho a solicitarla. Un buen ejemplo de transparencia es el Portal de Transparencia del Principado de Asturias, en el que documentalistas especializados en el tema desarrollan su labor y llevan la gestión directa de contenidos. Y tengo que decir que realizan excelente trabajo para los medios de los que disponen…

La otra cuestión que planteas es la diversidad en el uso de redes sociales. Este tema no está regulado en la administración así que, como muy bien indicas, cada uno lo hace a su manera… Es una pena, porque es un tema que da bastante visibilidad y puede ayudar mucho. El éxito de las redes sociales en una determinada administración depende de la buena disposición de la persona que lleve el servicio. En ese sentido, es fundamental que desde arriba te permitan utilizarlas. La figura del community manager no está reconocida como lo está en la empresa privada.

Por último, la sede electrónica. La Ley 39/2015 obliga a las personas jurídicas y a las entidades sin personalidad jurídica a relacionarse a través de la sede electrónica con las Administraciones Públicas. Los ayuntamientos que aún no disponen de ella no deben despistarse, y deben trabajar en ello.

¿Y en las empresas?

En relación a la madurez digital, las empresas van bastante más avanzadas que la administración. En la administración no es porque no se cuente con personal adecuado y con su disposición, lo que falta es inversión.

De nuestras tres patas, bibliotecas, archivos y centros de documentación, esa última puede que sea la más desconocida para la ciudadanía. ¿A qué crees que se debe y cómo se puede mejorar la visibilidad de este tipo de centros y su labor?

Es que yo no creo que sean desconocidos. Normalmente un centro de documentación trata información especializada sobre un tema y atiende a un sector concreto. Quizás por eso pasa un poco más desapercibido para la ciudadanía en general, pero no para aquellos sectores con especial interés en esos temas específicos.  Por poner dos ejemplos: el Centro de Documentación de la Mujer o el Centro Regional de Información y Documentación Juvenil (CRIDJ), ambos del Principado de Asturias. No creo que sean desconocidos, ni para los profesionales ni para la ciudadanía.

De todas maneras, claro que se podría mejorar su visibilidad. No sólo a través de las redes, web, etc… también incluyéndolos en los planes estratégicos que se desarrollen en las materias que abarcan.

Dice Nuccio Ordine, en su ensayo La utilidad de lo inútil, que las bibliotecas (entendamos aquí bibliotecas en un sentido amplio, incluyendo archivos, centros de documentación, etc.) sufren recortes o están en peligro de desaparición porque son instituciones no rentables económicamente. Al defender la profesión a veces olvidamos que lo que queremos defender realmente es la cultura, la historia, la memoria. Es decir, aquello que custodiamos y mimamos para ofrecerlo a todo el mundo a través de nuestros centros. En ocasiones parece que somos unos frikis que defendemos un proyecto casi personal pero, en realidad, detrás de nosotros hay unos servicios básicos, amparados por la Constitución y por la opinión general de que la cultura es buena, que debemos recordar el pasado, etc. etc. Sin embargo, bibliotecas y archivos pasan por horas bajas y precariedad ¿Por qué crees que cuesta tanto hacer llegar un mensaje que es tan obvio (la cultura es importante, la memoria es importante: cuidémoslo, invirtamos en ello)?

Creo que todo el mundo sabe que la cultura es motor de desarrollo de una sociedad… Lo difícil es demostrar de forma empírica esa rentabilidad y tratar de convencer a las fuerzas políticas de que inviertan en ello. Hay que servirse de instrumentos que acompañen nuestros argumentos, tal y como lo hacen en muchas disciplinas científicas, y ponerse a trabajar.

Una de esas herramientas puede ser el informe presentado por FESABID, “El valor económico y social de los servicios de información: bibliotecas”, que busca tres objetivos principales: el primero, poner en relieve el impacto social y económico de las bibliotecas de España en la sociedad; el segundo, añadir valor a los datos cuantitativos recogidos para sacar conclusiones; y el tercero, mostrar que las bibliotecas son realmente rentables. El informe habla de 2,80€ y 3,83€ de retorno por cada 1€ invertido en bibliotecas.

En el Archivando de este año Guillermo Castellano planteaba en su ponencia el futuro de los archivos a través de la forma en que éstos se proyectaban en los videojuegos. Hoy en día ya casi preferimos hablar de algo más que documentos: información, datos, conocimiento ¿Cómo crees que será el futuro de nuestra profesión? ¿Hacia dónde vamos profesionalmente en un futuro en el que lo que es un libro, un expediente o una exposición no será tan distinguible? ¿El fin de la distinción entre archivero-documentalista-bibliotecario y la consolidación del profesional de la información?

Nuestra profesión irá avanzando y evolucionando tal y cómo lo ha hecho a lo largo de los años, no hay que tener miedo al cambio. En este sentido, creo que es muy importante que los planes de estudio de las universidades vayan alineados con los tiempos actuales y se adapten a la nueva realidad que estamos viviendo.

Para que ese avance de la profesión se materialice no hay duda de que las asociaciones profesionales juegan un papel destacado ¿Por qué es importante para ti el asociacionismo?

El asociacionismo es importante porque es la herramienta que tenemos para hacernos oír, ejercer presión e intentar provocar cambios en quienes toman las decisiones. El asociacionismo nos ayuda a poner en valor nuestra profesión en la sociedad, crear alianzas y trabajar unidos.

¿Qué crees que aporta APEI a los profesionales de la información y cuál crees que es la asignatura pendiente?

APEI en la actualidad tiene más de 90 socios, entre los que hay profesionales asturianos y también de fuera de Asturias. Nuestros objetivos son variados: poner en valor el perfil del profesional de la información, tratar de que sea reconocida nuestra profesión en las instituciones, mantener informados a los asociados de las novedades nacionales e internacionales y velar por los intereses de todos los profesionales asociados. Hay que tener en cuenta que APEI no tiene a nadie dedicado en exclusiva a la asociación y que todos los miembros de la junta directiva lo compatibilizamos como podemos con nuestra vida laboral y personal… Intentamos hacerlo lo mejor que podemos.

También es de destacar la presencia de APEI en el ámbito nacional e internacional. Participamos en la junta de Fesabid. Esto nos permite realizar proyectos de interés común con la Federación y con las otras asociaciones.

En cuanto a la asignatura pendiente, quizás ésta sea poner en alza nuestro valor en la empresa privada. En los casos en los que la administración saca convocatorias que perjudican a nuestro perfil, siempre intentamos intervenir ante esas instituciones y explicar nuestro punto de vista. Cuando sucede algo parecido en la empresa privada no tenemos esa capacidad de respuesta, pocas veces se ha intervenido.

Volviendo a la administración. En Asturias hay 78 concejos, unos grandes y pudientes y otros más pequeños y modestos pero en todos ellos debería haber, al menos, una biblioteca y un archivo municipales que cumplan con su misión al servicio de la comunidad. Y sin embargo no es así, porque esas competencias recaen en los ayuntamientos y los ayuntamientos no disponen de recursos para planificar y mantener estos centros. ¿Qué opinión te merece este panorama? ¿Cómo se podría mejorar?

En mi opinión, la administración autonómica debería supervisar un poco más ese tema. Quiero decir, estoy segura de que lo supervisan, pero está claro que algo está fallando… Hasta que no exista una ley de bibliotecas que regule el tema, poco se va avanzar.

Nerea Eguren Adrián, Vicente Domínguez García y Alicia Sellés

Jornada “Las bibliotecas como aliadas en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible y la Agenda 2030”

En este tema es muy importante el papel de APEI, que trata de crear conciencia sobre la importancia del papel del profesional bibliotecario y el impacto generado en la comunidad. APEI intenta poner el foco en la sensibilización y un ejemplo es la jornada que organizamos en octubre del año pasado “Las bibliotecas como aliadas en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible y la Agenda 2030”, en la que tratamos de involucrar a todos los ayuntamientos y a la administración autonómica. Fue todo un honor para nosotros que Viceconsejero de Educación y Cultura hiciera la apertura de las jornadas.

La Consejería de Servicios Sociales participó  activamente en dicha jornada, dando una visión del papel de los Servicios Sociales en Asturias, más concretamente en el campo del envejecimiento, y se trabajó en cómo las bibliotecas pueden ayudar a otros sectores en el desarrollo de su trabajo. En este caso en concreto se demostró que las bibliotecas, además de ser la puerta del conocimiento, cumplen una función social, son recursos imprescindibles para el desarrollo de las políticas públicas de nuestra región y son instituciones que no deben trabajar de forma asilada. Fue una jornada en la que todos los profesionales aprendimos de todos. De hecho, en la nueva Estrategia de Envejecimiento del Principado de Asturias (ESTRENA), que está desarrollada por la Consejería de Servicios Sociales y que orientará las políticas destinadas a favorecer una longevidad saludable, se ha tenido en cuenta el importante papel que desarrollan las bibliotecas públicas en la sociedad, y dentro del eje 2 “Envejecer bien” encontramos la medida: “Visibilizar, acercar y adaptar los servicios, recursos y actividades desarrollas en las bibliotecas públicas al perfil y a las necesidades de las personas mayores”.

A los profesionales bibliotecarios que participaron en la jornada les pareció una estupenda la iniciativa y estamos muy contentos con su desarrollo y valoración.

Iniciativas como esta son muy importantes para tratar de hacer pequeños cambios en el panorama actual, en definitiva, ejercer presión con la herramienta que tenemos: ASOCIACIONISMO.

Nueva junta directiva de FESABID

Fernando Juárez, Patricia Russo, Alicia Sellés, Ana Bernardo,  Juan Manuel Bernardo y Tomás Bustamante.

Para terminar, no nos podemos despedir sin hacer un brindis por un logro reciente: la nueva presencia de APEI en la junta directiva de Fesabid. Desde 2008 la asociación ha estado en Fesabid, primero con la representación de José A. Merlo Vega, después con la de Silvia García, y en la última época con la de Pilar Sanchez Vicente. Desde abril de este año Ana Bernardo pasa a formar parte de esa directiva con una candidatura sólida impulsada por Alicia Sellés, del COBDCV, que tiene como título “Sensibilizar – Innovar – Transformar”. La verdad es que pinta muy bien y seguro que APEI tiene mucho que aportar. ¿Qué nos puedes decir de este nuevo camino en la directiva? ¿Cuáles son las principales líneas que se van a seguir?

Ya son varios años los que llevamos implicados con la federación y para nosotros es un lujo poder seguir colaborando activamente. APEI, en relación con las asociaciones que ahora mismo participan en junta de FESABID, es una asociación pequeña, y estar en la federación es una gran oportunidad para nosotros para crecer y seguir avanzando. No podemos estar más que agradecidos. Además, super orgullosa de poder compartir cartel con tan grandes profesionales.

Sobre las líneas de trabajo de FESABID, APEI cree firmemente en ellas: por una parte sensibilización: necesitamos hacer nuestra profesión más visible y concienciar a los stakeholders de su importancia. Otra linea se centra en crear alianzas, necesitamos ser una única voz, hoy más que nunca. Y, por último, nuevas forma de trabajo que nos ayuden a cumplir nuestros objetivos. Auguro unos años de duro y provechoso trabajo.

Seguro que así será. Aquí nos despedimos, Ana. Muchas gracias por tu tiempo. Ha sido una charla muy interesante y, como siempre, un placer hablar contigo. Un saludo.

Gracias a vosotros, un saludo!

 

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos relativa a este formulario:
  • Responsable de los datos: Ana Bernardo Suárez.
  • Finalidad: Gestionar los comentarios enviados por los usuarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Los datos se almacenan en los servidores de Evalice, ubicados en la UE.
  • Derechos: A acceder, rectificar,suprimir los datos y otros detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible información adicional y detallada en la política de privacidad de esta web.