La motivación en el trabajo

La motivación en el trabajo

Hoy quiero hablaros de las razones que encuentro para sentirme a gusto en el trabajo, algo que creo fundamental para ser una buena profesional. Si estás motivado, te esforzarás y siempre mejorarás, aunque a veces te equivoques.

Una de mis motivaciones es saber que mi trabajo sirve, que facilito información útil aunque sólo sea a una persona muy de vez en cuando. Mi estímulo principal es saber que estoy haciendo un buen trabajo (aunque no sea visible por nadie), por pura satisfacción personal y responsabilidad profesional, pero hay épocas en que la ilusión decae, cuando el trabajo empieza a perder sentido, cuando no hay un buen ambiente de trabajo, cuando aparecen trabas que obstaculizan “el buen hacer”, cuando empiezo a pensar que quizás sea la hora de dar un giro radical en mi vida profesional, de abandonar el mundo digital y hacerme guarda forestal…

Es entonces cuando más necesito el contacto con el usuario: una consulta satisfecha es la mejor bomba de motivación en esos momentos de bucle existencial.

A veces, en algunas ramas de nuestra profesión, el contacto con el usuario se reduce tanto que perdemos su referencia, su dosis motivacional. Creo que siempre es importante volver a recuperarlo. ¿Cómo llegar al usuario final? Salir del archivo, hacer encuestas de satisfacción, organizar jornadas de puertas abiertas, concursos, regalos… el verano es un buen momento para actividades que se salen de la rutina diaria y que permiten contactar con el usuario en el caso de servicios que no tengan ese contacto habitualmente.

También es posible que el contacto sea tan rutinario, que también perdamos la comunicación, y nos limitemos a realizar nuestro trabajo esperando que llegue la hora de la salida para perder de vista las colas enfrente del mostrador… Hasta que alguien nos despierta, nos pide algo que se sale de la rutina diaria, nos reta en la búsqueda, y nos esforzamos en devolverle una respuesta óptima, una respuesta a sus necesidades informativas tan eficaz que le sorprenda, que salga a la calle y se lo diga a sus amigos:

– oye, estaba buscando a equis y en el centro zeta me han atendido de perlas, me han dado información relevante que me será muy útil y todo con una sonrisa!

– no está mal para ser atendido por funcionarios, eh?

(lo siento por todos los funcionarios implicados en su trabajo, motivados y eficientes; seguid así! pero los estereotipos ahí están…)

¿Qué haceis vosotros para que la motivación en el trabajo no decaiga?

Yo, ya veis, fijarme en el usuario final, saber si está contento, si le sirve el trabajo que sale de mi mano… pero si ese usuario final no existe, porque aún no ha nacido o porque desconoce el servicio, tomo medidas para buscar usuarios reales, de este tiempo, que me ayuden en la rutina diaria, en la búsqueda de objetivos, y me reporten ese saquito de motivación tan necesario.

El siguiente vídeo lleva años circulando por youtube y me gusta para ilustrar el tema de la motivación. Que tengais una feliz semana!

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos relativa a este formulario:
  • Responsable de los datos: Ana Bernardo Suárez.
  • Finalidad: Gestionar los comentarios enviados por los usuarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Los datos se almacenan en los servidores de Evalice, ubicados en la UE.
  • Derechos: A acceder, rectificar,suprimir los datos y otros detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible información adicional y detallada en la política de privacidad de esta web.